LA INDUSTRIA DE LOS DESGUACES MARÍTIMOS EN EL PUERTO DE MAÓ

*

MONOGRAFÍAS

*

LA INDUSTRIA DE LOS  DESGUACES MARÍTIMOS EN EL PUERTO DE MAÓ

*

Una de las industrias que conocieron una época floreciente en el puerto de Maó durante algo más de dos décadas en la primera mitad del siglo pasado fue la que se dedicó al desguace de buques, tanto de madera como de hierro, que estuvo gestionada al ciento por ciento por empresarios mahoneses. Hubo también en Ciutadella otra industria similar, perteneciente a la familia Arguimbau, aunque no llevó a cabo el potencial de trabajo que gestionaría la mahonesa.

EL LINER “DUC DE BRAGANCE”

Y todo comenzó más o menos a mediados de julio de 1921, cuando circuló el rumor de la más que posible visita de un buque ya conocido en estas aguas por haber intervenido en las labores de salvamento y repatriación de los pasajeros, correspondencia y mercancías del “Isaac Pereire”, el líner francés que naufragó en los Illots d’en Mesquida en octubre de 1906: el “Duc de Bragance”. Sin embargo, su llegada en esta ocasión no tendría condición de mera escala, sino que venía a terminar definitivamente sus días al haber sido adquirido para desguace a su antigua propietaria, la Compagnie Générale Transatlantique, por una de las empresas mahonesas que se dedicarían a tal menester, en este caso la fundada por los hermanos Arguimbau, que trabajaría en lo que es en la actualidad el moll des Cós Nou. El 19 de julio, siendo poco más de las siete de la mañana, la silueta del buque mixto se recortaba en la bocana, cuando llegaba conducido por el remolcador francés “Tempête”. A finales de julio de 1922, un año después, los trabajos de desguace continuaban a buen ritmo en los talleres sitos en la zona del Cós Nou, mientras se comentaba que los mismos industriales habían adquirido otro barco para comenzar con el mismo cuando acabaran con el primero.

La industria del desguace parecía marchar por muy buen camino y, a medida que se acercaba el mes de septiembre de ese mismo año, cobraba fuerza el rumor de que estaba a punto de formarse una nueva empresa dedicada a este menester. Ello causaba la lógica satisfacción popular puesto que si era realmente cierto, conllevaría la creación de nuevos puestos de trabajo para la más bien maltrecha economía local. Esa nueva sociedad estaría formada otros dos industriales,  don Vicente Marí Marí y don Miguel Landino, y sería la que más buques desguazarían en su empresa que emplazarían al fondo de cala Figuera, donde en los últimos años estuvieran ubicados los depósitos de C.A.M.P.S.A. (primero) y C.L.H. (últimamente) antes de su traslado a terrenos cercanos al Aeropuerto de Menorca, y en donde se ubicara previamente la fábrica que se dedicara a tejer el famoso tejido denominado Mahón, de color azul, hasta que tuvo que cerrar por la crisis de la época.

Doña Adelfa Marí, de quien obtuvimos los datos para la redacción de este artículo en marzo de 2003, es hija de Vicente y, a pesar de su edad, recordaba perfectamente muchos de los episodios que tuvieron lugar en la cala mahonesa, así como los vapores que llegaron hasta ella para finalizar sus días. Su abuelo, el padre de Vicente era natural de la isla de Eivissa, trabajaba en el ramo de Obras Públicas y había llegado a Menorca dispuesto a prestar sus servicios profesionales. No en vano se estaban realizando en la isla importantes construcciones, como la carretera de Maó a Ciutadella y la fortaleza de Isabel II en la Mola. “Resulta muy gracioso, puesto que el hijo mayor nació en Ciutadella, el segundo en Ferreries y el menor, que era Vicente, y yo en Es Castell. Como la construcción de la carretera avanzaba, iba trasladando su domicilio de población en población para tener el trabajo más próximo y ello trajo como consecuencia que sus hijos fuéramos naciendo en poblaciones diferentes”.

Los comienzos fueron difíciles y Vicente, que quería progresar como los demás muchachos de su época, decidió visitar a don Mateo Fontirroig, el maestro que poseía una escuela para exponerle sus inquietudes. “Quería progresar y consideraba que para ello era necesario adquirir un nivel cultural suficiente. Era bastante inteligente y don Mateo le quiso ayudar. Otra popular maestra, doña Magdalena Humbert, se preocupó de inculcarle la gramática y el francés y, durante el servicio militar, también se le ocurrió a Vicente dar clases de lo que ya sabía a otros compañeros suyos por una módica cantidad la cual le servía para hacer él lo mismo con sus profesores aumentando de este modo su cultura”.

UN HOMBRE EMPRENDEDOR: DON VICENTE MARÍ MARÍ

UN HOMBRE EMPRENDEDOR: DON VICENTE MARÍ MARÍ

Pasó el tiempo y tanto trabajó de marinero en una barca de pescadores, como de albañil en las obras en que podía encontrar trabajo. Cierto día se enteró que los edificios pertenecientes a la desaparecida Sociedad Anglo Española (ex Maquinista Naval), situados en el Cós Nou, en las inmediaciones de la Base Naval, iban a salir a subasta. Marí vio en ello la posibilidad de hacer un negocio si lograba salvar los materiales en perfectas condiciones, que podrían ser nuevamente vendidos con vistas a su reutilización. Con todas estas ideas en su cabeza marchó a trabajar a la vivienda de don Miguel Landino, donde estaba realizando trabajos de pintura y, en un momento dado, le comentó el asunto que le rondaba en la cabeza. Al ser preguntado por qué no lo compraba, respondió que simplemente porque no podía. A la mañana siguiente don Miguel le preguntó cuándo se celebraba la subasta y cuál era el precio que se licitaba. Cuando le contestó, le entregó un cheque bancario por el valor de los edificios. Marí no quería aceptarlo, pero le respondió que él tampoco se lo había pedido por lo que, si el negocio iba bien, los rendimientos del mismo serían a medias. “¿Y si va mal?, Yo no podré devolverle este dinero…”, le manifestaría preocupado Marí. A lo que contestó don Miguel: “Tampoco me lo has pedido…”. Curioso e íntegro personaje…

A la mañana siguiente, una vez finalizada la operación de compra, Marí hizo redactar un documento en el que se estipulaba que el negocio iba a partes iguales y marchó a entregarlo al señor Landino. Cuando éste lo vio preguntó: “¿Qué documento es éste?”. Y lo rompió. Marí se quedó consternado, mirándole absorto. “Tú no me has solicitado nada. Yo te he dado el dinero porque he querido y porque tengo toda mi confianza en tí…”. A partir de entonces fueron muchos los negocios que llevaron a cabo conjuntamente sin que mediara jamás un documento escrito. Unas actuaciones las escrituraban a nombre de Landino y otras al de Marí. “La palabra de un hombre tenía entonces muchísimo valor. Hoy, hasta los documentos fallan a veces…” manifestaba Adelfa sonriendo. La gestión comercial la llevaba Marí, mientras que la administrativa y contable corría a cargo del señor Landino.

La venta de los materiales fue bien y, ya entonces, rondaba en la cabeza de Vicente Marí la idea de comerciar con el material que podría obtenerse del desguace de viejos vapores. Quizás por haber estado trabajando en el Cós Nou y ver la industria de los hermanos Arguimbau, o quizás simplemente porque oyera hablar de ello. Lo cierto es que pensó que podía ser un buen negocio si se llevaba con interés y convenció a su socio el señor Landino para hacerse con las viejas instalaciones de La Fabril Mahonesa, también desaparecida y que se ubicaba en cala Figuera, un emplazamiento que se adecuaba muy bien a sus necesidades. Ni molestarían, ni serían molestados.

Una vez adquiridas, lo primero que hicieron fue derribar las costrucciones posteriores para dejar unas amplias explanadas aptas para admitir toda clase de materiales que se fueran obteniendo con los desguaces. Una vez conseguido despejar en parte las instalaciones se decidieron por comprar el primer barco que iban a desguazar en su novel industria, el cual se encontraba amarrado en el puerto de Marsella. Y así, el 19 de septiembre de 1922 embarcaba rumbo a Barcelona la tripulación de fortuna que se había formado para ir a buscar y conducir hasta este puerto el buque de pabellón francés “George Faustin”, con matrícula de La Rochelle, para lo cual sería rebautizado como “Cala Figuera 1”. Se encontraba amarrado en el puerto de Marsella tras haber sido retirado de la línea Marsella-Argel, la cual había cubierto en los últimos años. La tripulación estuvo al mando del capitán don Martín Escudero, contando entre la dotación a don Juan Flaquer, don Francisco Seguí y don Vicente Manent, magníficos y reconocidos profesionales de la mar todos ellos. A  principios de octubre de 1922 el servicio de desguace de barcos en el puerto mahonés se hallaba ya consolidado, trabajando a buen ritmo cuatro empresas locales en ello: los Hermanos Arguimbau, que habían sido los pioneros y estaban emplazados en el Cós Nou; don Vicente Marí, que con don Miguel Landino mantenía su industria en cala Figuera; los Talleres Parpal, ubicados en el Moll de Ponent y la nueva empresa Cabiró y Terrés, que situaría sus talleres al pie de la Costa des Muret, muy cerca del Paseo de la Alameda.

EL "FORBACH", REBAUTIZADO "CALA FIGUERA 2"

EL “FORBACH”, REBAUTIZADO “CALA FIGUERA Nº 2”

El 18 de septiembre de 1923, la empresa de don Vicente Marí adquiría otra unidad, construida en madera y de líneas un tanto extrañas llamada “Forbach” y que sería rebautizada como “Cala Figuera 2”. Se trataba de un barco que había realizado tan sólo un viaje por lo que su estado era prácticamente nuevo. La tripulación tenía que embarcar en la misma tarde con destino a Barcelona y Marsella para hacerse cargo del mismo y conducirlo hasta Maó. Figuraban como capitán don Martín Escudero, y don Juan Flaquer, don Vicente Manent y don Rafael Monjo como primer oficial de Puente y 1º y 2º de Máquinas respectivamente. Les acompañaban otros dos hombres a los que se unirían dos más que les estaban esperando en Marsella.

VAPOR "ITURRI GAZTEI"

VAPOR “ITURRI GAZTEI”

A mediados del mes de septiembre de 1924 la empresa adquiría otros dos buques, en esta ocasión, de la Cía. Trasmediterránea. Con esta operación sumaban ya 7 los que habían sido desguazados por las industrias que operaban en este puerto. Estos dos últimos eran el “Iturri Gaztei”, fondeado en Tarragona, y el “Iturri Zuni”, que lo estaba en Alicante. Ambos llevaban pintada en su popa matrícula de Bilbao. En estos días se estaba formando la tripulación que, bajo el mando del capitán de la marina mercante don Juan Flaquer irían a buscarlos para conducirlos hasta Maó. Sería el 6 de octubre cuando llegaría el primero de ellos, el “Iturri Gaztei”, siendo amarrado en cala Figuera. Sin embargo, la tripulación poco tiempo tendría para descansar, porque el 9 volvían a embarcar en el correo para dirigirse hasta Alicante a buscar el segundo. El 15 de noviembre llegaba el “Iturri Zuni”. No sería sin embargo el suyo un viaje fácil puesto que un temporal del norte había arreciado y toda la flota permanecía refugiada en los puertos. Sin embargo, el “Iturri Zuni” se encontraba ya en la mar, navegando en demanda del puerto de Maó aunque, vistas las anómalas condiciones de navegación en que se encontraban metidos, el capitán Flaquer había optado por poner proa hacia Eivissa y buscar refugio al abrigo de su puerto entrando de arribada. Se sabe que el público que se encontraba en aquel puerto prodigó un recibimiento entusiasta a los marinos menorquines, por haber logrado culminar su viaje, aunque fuera de arribada forzosa, en aquellas terribles condiciones.

VAPOR "AUSIAS MARCH"

VAPOR “AUSIAS MARCH”. EN PRIMER PLANO, EL REMOLCADOR “MONTURIOL”

Y no sería éste el único caso de una navegación complicada. Cuando, remolcado por el “Monturiol”, el vapor “Ausias March” era conducido a este puerto en noviembre de 1925 con destino a los talleres del señor Marí, tuvo que entrar también de arribada en Barcelona por encontrar condiciones meteorológicas claramente adversas. Se daba la circunstancia de que durante estas fechas se habían formado en la isla varios “caps de fibló” que producirían daños de consideración en diversas casas prediales del interior, con derribo de árboles, chimeneas, cornisas y tejas. El siguiente buque fue el “Emir”, también de pabellón francés  y de una gran eslora.

LLEGADA DEL VAPOR "CAPITÁN REVUELTA" A REMOLQUE

LLEGADA DEL VAPOR “CAPITÁN REVUELTA” A REMOLQUE

OTRA FASE DE LA ENTRADA DEL VAPOR

OTRA FASE DE LA ENTRADA DEL VAPOR

DETALLES VISTO DE COSTADO

DETALLES VISTO DE COSTADO. AL FONDO, LAS CONSTRUCCIONES DE LA ILLA DE SA QUARANTENA

YA AMARRADO Y VISTO DE POPA

YA AMARRADO Y VISTO DE POPA

En esta época numerosos hogares menorquines se vieron beneficiados con esta industria puesto que todo el mobiliario y enseres de todo buque desguazado era puesto a la venta y, tanto se podían obtener antigüedades para los más meticulosos, como mobiliario y vajillas completas que hacían las delicias de sus compradores. Además, existían elementos de lo más variopinto: por ejemplo, el vapor “Capitán Revuelta” llevaba instalado en su interior un precioso piano.

Hay que tener en cuenta que el mobiliario, además de estar magníficamente trabajado, la calidad de sus materiales serían prohibitivos hoy en día. Piezas de madera tales como baos y puntales, pasaron a formar parte de las vigas que sujetaban el tejado de numerosas construcciones. Otras maderas eran trabajadas por los carpinteros locales y servían para construir zócalos y tarimas. El material que era embarcado con destino a Barcelona era el de chatarra de hierro, cobre y otros metales para las industrias transformadoras.

VAPORES “VALENCIA” Y “GANDÍA”

VAPORES "COMERCIO" (Muelle) y "C. SORNI" (Derecha)

VAPORES “COMERCIO” (primer plano) y “C. SORNI” (Muelle)

VAPOR "C. SORNI"

VAPOR “C. SORNI” RECIÉN ABARLOADO

OTRA PERSPECTIVA DEL "GANDÍA"

OTRA PERSPECTIVA DEL “GANDÍA”

Otros buques que terminaron sus días en las instalaciones Marí-Landino serían el “Poeta Querol”, el “Gandía”, el “C. Sorni”, el “Comercio”, el “Barceló” y el “Amber”.

EL CABLERO "AMBER" VISTO DE COSTADO

EL CABLERO “AMBER” VISTO DE COSTADO

ENTRANDO PARA DESGUACE

ABARLOADO AL "HESPÉRIDES" ESPERANDO LAS PIQUETAS

ABARLOADO AL “HESPÉRIDES” ESPERANDO LAS PIQUETAS

VISTO DE POPA

VISTO DE POPA

Precisamente el “Amber”, un buque cablero de nacionalidad británica sería de los que llamarían más la atención, al poseer línea de velero, que incorporaba dos larguísimos mástiles que le conferían una gran prestancia y elegancia. Fue adquirido en el puerto de Gibraltar. De color blanco, con anterioridad había sido un yate de placer, aunque de gran envergadura, y por ello conservaba aún mucho de los suntuosos detalles que le caracterizaron.

En cala Figuera llegaron a encontrarse hasta 4 barcos amarrados y en fase de desguace. Para ello se habían construido en tierra y muy cerca de un varadero existente en su orilla de levante, una pontona con la cual se iban recuperando los diferentes materiales. Al mismo tiempo y con el concurso de varios chigres, iban acercando el casco de popa hacia tierra según lo iban desmontando, para facilitar el trabajo por un lado, y evitar que pudiera hundirse por otro, lo que les hubiera ocasionado un gran contratiempo. Hay que decir que el trabajo se llevaba a cabo de la forma más artesanal que pueda imaginarse, el personal se encontraba muy bien adiestrado y el trabajo se llevaba a cabo bastante acelerado.
OBREROS EN UNO DE LOS CASCOS EN TRABAJOS

OBREROS EN UNO DE LOS CASCOS EN TRABAJOS

Con el paso del tiempo, las instalaciones de la antigua fábrica de tejidos se irían demoliendo, aumentando la capacidad de almacenaje del solar que ocupaba, hasta mantener tan sólo la fachada principal que servía de cierre del recinto. Primero cayó la gran chimenea que tendría que ser dinamitada por dos veces. Le seguiría el edificio posterior en el cual estaba emplazada y las grandes naves. Con ello quedarían al descubierto dos fuentes al fondo, una en cada lado, de notoria antigüedad, que fueron citadas por los historiadores locales como romanas.
VAPORES "JORGE JUAN" Y "PERIS VALERO"

VAPORES “JORGE JUAN” (derecha) y “PERIS VALERO” (primer plano)

"MARÍA DE LAS MERCEDES"

“MARÍA DE LAS MERCEDES”

VAPOR "BALEAR"

VAPOR “BALEAR”

Y otros buques fueron el “Hespérides”, el “Peris Valero”, “Jorge Juan”, el submarino “Isaac Peral”, que causó la curiosidad y admiración de los numerosos transeúntes que solían frecuentar la zona por el tipo de nave que era, el cuestionado “Canalejas”, que tras llegar a Maó, marchó hasta Ciutadella donde sería desguazado en conjunción con el empresario señor Arguimbau de aquel puerto, el “Villa Sanjurjo”, el “Cabo Higuer” y el “Cabo Prior”, los cuales llegaron juntos; el “Lulio”, el “Mediterráneo”, el “María Mercedes”, el “Bellver” y el “Atlante”, y así hasta alcanzar el número de 30 unidades. También su empresa colaboró en la recuperación de los restos del vapor “Ioannis”, naufragado en las inmediaciones de la Punta de s’Escullar, junto a cala Morell (Ciutadella).

EL SUBMARINO "ISAAC PERAL"

EL SUBMARINO “ISAAC PERAL”

Con la llegada de la Guerra Civil y la creación de la Empresa Nacional Bazán se acabó este negocio pues la estatal se hacía cargo de los buques a reconvertir o desguazar por  lo que la nueva factoría denominó “necesidades nacionales”. Años después, con su llegada,  la C.A.M.P.S.A. se hizo con una parte de los talleres y el Ayuntamiento de la otra para instalar unas bombas del colector, alcanzándose un acuerdo sin necesidad de llegar a la traumática expropiación. Marí y Landino se dedicaron a partir de entonces a los materiales de construcción y similares, manteniéndose en la actualidad el negocio, que ha sido continuado por los sucesores de ambas familias en el Polígono Industrial (Imágenes cortesía de la Familia Marí).

MOBILIARIO PROCEDENTE DE DESGUACES

MOBILIARIO PROCEDENTE DE DESGUACES

VAJILLA PROCEDENTE DE UNIDADES DE LA ISLEÑA MARÍTIMA S.A.

VAJILLA PROCEDENTE DE UNIDADES DE LA ISLEÑA MARÍTIMA S.A.

OTRAS PIEZAS DE VAJILLA RECUPERADAS

OTRAS PIEZAS DE VAJILLA RECUPERADAS

*

SÍGUENOS DESDE

FACEBOOK y TWITTER

Ambas ventanas fueron abiertas con el objeto de informar en el momento en que se produjera cualquier novedad tanto en actualización, como noticia o adición de nueva imagen en este portal de la web.

Regularmente se van insertando imágenes escogidas de entre nuestros colaboradores o propias para mantener viva la atención de nuestros amigos. También se insertan los vídeos que se van editando, tanto referentes a la costa como del interesantísimo mundo de los caballos.

*

TEMPORAL DE TRAMONTANA OBSERVADO DESDE LA PUNTA DES SIULET (NA MACARET)

EL CABALLO DE PURA RAZA MENORQUINA AL PRIMER PLANO DE LA INFORMACIÓN

EL CABALLO DE PURA RAZA MENORQUINA AL PRIMER PLANO DE LA INFORMACIÓN

*

Toda la información que aparece en esta Guía virtual sobre empresas y entidades, así como las colaboraciones fotográficas o cualquier otro tipo de aportación encaminada a mejorar la información al navegante son completamente gratuitas siendo, por ello, un Portal Náutico público de uso general.

* * *

De la COORDINACIÓN de este Portal:

Alfonso Buenaventura Pons (Es Castell, Menorca, 1947), Patrón de yate y miembro de la Real Liga Naval Española. Ex-directivo del Club Marítimo de Mahón y Juez y Jurado de Regatas.

* Desde el año 2000 fue colaborador semanal del diario “Menorca” en temas marítimos y portuarios, realizando en la actualidad colaboraciones especiales.
* También ha intervenido y colaborado puntualmente en otros temas típicamente menorquines, así como en otras publicaciones, programas de TV y radio.
* Desde septiembre de 1988 hasta diciembre de 2000 dirigió la revista interna de difusión social del Club Marítimo de Mahón, con una aparición de cadencia trimestral.
* El año 1995 publicó una base de datos en dos tomos sobre la historia de los primeros 50 años de la veterana sociedad náutica mahonesa.
* El año 1995, con el soporte de la Fundació Rubió Tudurí Andrómaco, publicó una recopilación histórica sobre el Lazareto de Maó bajo el título “El Lazareto de Mahón. Notas históricas”.
* El año 1998 publicó la obra “Naufragios y siniestros en la costa de Menorca”, de la cual se agotaron sucesivamente dos ediciones.
* El año 1998 publicó la obra “Menorca. Atlas náutico”, que ofrece toda la información necesaria para aquellos que se dedican a navegar por la costa de Menorca.
* El año 2001 publica la guia “La Reserva Marina del Norte de Menorca”, que da a conocer las singularidades de esta particular zona marítima menorquina.
* El año 2002 publica la guía y el plano para el visitante de “La Albufera des Grau” en castellano, catalán, inglés y alemán.
* El año 2003 aparece la obra sobre el caballo, la gallina, la oveja y la vaca menorquines, bajo el título de “Las razas autóctonas de Menorca”.
* El año 2004 lanza un nuevo “Menorca. Atlas náutico”, que incluye una guia para el submarinismo y nuevas informaciones y portulanos del cual se irían agotando sucesivamente dos ediciones.
* En el mes de abril de 2007 aparece la obra “Menorca. Caballos y tradición popular”, con referencia al mundo del caballo y su protagonismo en las fiestas menorquinas, de Sant Joan en Ciutadella, y patronales en el resto de las poblaciones.
* Finalizando ese mismo año publicaba el primer volumen de la serie “Menorca. Illa, mar i homes” (en catalán)
* El año 2008 publica la historia de la agencia de consignaciones marítimas Federico J. Cardona Trémol S.L., bajo el título de “125 años de ilusiones compartidas 1883-2008″.
* El mismo año publica la guía “Ciutadella de Menorca. Las fiestas de Sant Joan”. * El mes de abril aparece la tercera edición de la obra “Menorca. Atlas náutico, totalmente actualizada. * El 2008 publica el 2º volumen de la colección “Menorca. Illa, mar i homes”.
* El 22 de febrero de 2010 inicia un blog en la web bajo el título “Menorca, isla sin par” (bilingüe catalán-castellano) destinado a publicitar la isla de Menorca en todas sus vertientes poniendo un punto y final a su etapa de publicación de libros divulgativos.
* El 18 de enero de 2011 publica la 3ª edición de la obra “Naufragios y siniestros en la costa de Menorca” notablemente ampliada que, por primera vez, se presenta de forma digitalizada y colgada en la red en forma de blog actualizable bajo el título “Naufragios y pecios de Menorca”.
* El 23 de enero de 2011 inicia la publicación en forma de blog colgado en la red y bajo el título “Puerto de Maó, siglo XX” de todos los artículos (aumentando el número de imágenes antiguas que en su momento no pudieron incluirse en la edición de papel por razones de espacio), que fueron apareciendo durante casi diez años en las páginas del diario insular “Menorca”.
* El 21 de junio de 2011 abre un nuevo blog con el título “La cuina de vorera” (La cocina de ribera), también bilingüe catalán-castellano, destinado a recoger todas las recetas recogidas de pescadores y gentes de todos los ambientes durante la etapa de entrevistas efectuadas en sus diferentes publicaciones a fin de ponerlas a disposición del gran público.
* El 4 de agosto de 2011 inicia un blog fotográfico bajo el título “Menorca a través de tus ojos”.
* El 18 de marzo de 2012 cuelga en la red la 4ª edición de su derrotero “Menorca. Atlas náutico”. Notablemente ampliado en cuanto a contenido, imágenes y digitalizado, será actualizable por suscripción gratuita para el navegante interesado y la idea es convertirlo en la guía náutica total de la isla de Menorca.
* La importancia que va adquiriendo el portal “Menorca Atlas Náutico” obligará a ir cerrando paulatinamente los blogs “Menorca, isla sin par”, “Menorca a través de tus ojos”, “La cuina de vorera” y otros proyectos. Sus contenidos se irán incorporando al nuevo portal o quedarán en archivo pendientes de una futura ubicación.
* En abril de 2012 cuelga en la red el contenido de la obra “El Lazareto de Mahón” notablemente ampliado.
* A finales de 2012 se abren las páginas en Facebook de “Menorca Atlas Náutico”, “Naufragios y pecios de Menorca”, “Puerto de Maó, Siglo XX” y “Lazareto de Mahón”, y en Tweeter, “Menorca Atlas Náutico”.
* 2014 supondrá el año de la reconversión: “Menorca Atlas Náutico” aglutina a “Naufragios y Pecios de Menorca” y “Puerto de Maó, Siglo XX”, quien a su vez ha hecho lo mismo con “Lazareto de Mahón”, aunque conservando todas sus estructuras originales y dejando tan sólo una única página -tanto en Facebook como en Tweeter- que anuncia todas las actualizaciones: “Menorca Atlas Náutico”. La razón: en 28 meses se han rebasado las 67.000 consultas. Al propio tiempo se da paso a la ampliación de colaboradores tanto gráficos como de artículos adquiriendo la guía la categoría de “comunidad“.
* 2015 lo será el de su expansión con una total remodelación de su estructura, con adición de nuevos bloques y secciones una vez superadas las 120.000 consultas.

* El 22 de abril de 2016, rebasadas ya las 175.000 consultas, tanto el PORTAL como la TOTALIDAD DE PUBLICACIONES del autor, ALFONSO BUENAVENTURA PONS, son cedidas por el mismo a todos los efectos a la FUNDACIÓ RUBIÓ TUDURÍ ANDRÓMACO.

* * *

De la TITULARIDAD de este Portal: 

Desde el 22 de abril de 2016, tanto este PORTAL NÁUTICO como las diferentes obras publicadas por el mismo autor, amén de otra serie de documentos históricos e imágenes debidamente relacionados, fueron donados así como cedidos sus derechos de explotación a la FUNDACIÓ RUBIÓ TUDURÍ ANDRÓMACO, siendo desde entonces esta entidad la única titular y gestora de los mismos.

LA ISLA DEL AIRE OBSERVADA DESDE PUNTA PRIMA (Imagen de RAQUEL ARIÑO)

CALA EN VIDRIER (ES GRAU, MAÓ) Foto A. BUENAVENTURA FLORIT

CALA EN VIDRIER (ES GRAU, MAÓ) Imagen de A. BUENAVENTURA FLORIT

Anuncios