José Tudurí de la Torre

*

MENORQUINES DE MAR

*

Se recupera el perfil de un reconocido maestro de ribera mahonés (mestre d’aixa*) constructor de embarcaciones de gran porte, pero a quien -sin lugar a dudas- más renombre daría fue la embarcación obsequio de la ciudad de Maó a S. M. la Reina doña Isabel II con motivo de su visita, para llevar a cabo la inauguración de la fortaleza construida en La Mola que lleva precisamente su nombre. Este perfil, obra del reconocido columnista y escritor Deseado Mercadal Bagur, fue publicado en su sección “Menorca retrospectiva” del diario MENORCA, en colaboración con una descendiente directa del protagonista, doña María Bals. Ha sido el hijo de doña María, don Rafael González Bals, biznieto y actual descendiente más directo junto a don Francisco Bals Orfila, residente en Ciutadella y primo del anterior, quien nos la ha remitido por si  queríamos hacer uso del mismo (en algunas imágenes aparecen él y su familia junto a la embarcación, a la cual pudieron fotografiar en razón a ser descendientes del constructor). No cabe duda alguna que méritos le sobran a don José Tudurí de la Torre para figurar en esta sección y por ello le incluimos entre nuestros “Menorquines de mar”.  

(*) En menorquín los maestros de ribera toman el apelativo de “mestres d’aixa” (“maestros de azuela“) por utilizar precisamente esa herramienta característica del oficio para tallar y trabajar las diferentes piezas que conformaban las embarcaciones.

*

José Tudurí de la Torre

(Eminente constructor naval)

*

Por D. Deseado Mercadal Bagur, en “MENORCA RETROSPECTIVA”, Diario MENORCA

*

DON ANTONIO TUDURÍ DE LA TORRE Y LA MEDALLA DE LA ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA

DON JOSÉ TUDURÍ DE LA TORRE Y LA CRUZ DE LA ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA

De entre los muy prestigiosos maestros de ribera, habilísimos constructores navales que tan alto pusieron el nombre de nuestros astilleros y de nuestra ciudad en los siglos XVIII y XIX, brilla con luz propia el de don José Tudurí de la Torre, hijo predilecto de Mahón, persona de una laboriosidad e inteligencia remarcables y miembro de una dinastía fecunda que dio días de gloria a Menorca.

Hijo de don Miguel Tudurí, constructor naval de merecida fama y de doña Mariana de la Torre, don José Tudurí de la Torre nació en Mahón en 1816 y falleció en nuestra ciudad el 6 de marzo de 1881 a los sesenta y cinco años de edad. Siguiendo las huellas de su progenitor, desde muy joven destacó por su pasión hacia las cosas del mar y por su extremada habilidad en la construcción de embarcaciones de todo tipo.

UN RETRATO DE D. ANTONIO TUDURÍ MÁS JOVEN, OBRA DEL PINTOR RIUDAVETS

UN RETRATO DE D. JOSÉ TUDURÍ MÁS JOVEN, OBRA DEL PINTOR A. RIUDAVETS

En 1856 salió de sus manos la corbeta “Céfiro” y en los años 1858-1859 construyó la gran fragata “Olimpia” de 478 toneladas y airoso porte, así como la “Pedro Plandolit”, la corbeta “Frasquita”, etc. aparte gran número de embarcaciones de aparejo latino.

Cuando el Ayuntamiento de Mahón, en el verano de 1860 tuvo noticia de la próxima visita de la Reina Isabel II a Menorca, tomó con fecha 23 de agosto el acuerdo siguiente: “Se preparará una falúa competentemente adornada para el desembarque a tierra de SS. MM. y Altezas Reales la cual deberá ser tripulada por los pilotos particulares de esta matrícula, vestidos de etiqueta que se han ofrecido a ello voluntariamente…

Don José Tudurí de la Torre fue el designado para llevar a cabo la construcción de la falúa real y fue tal el empeño que puso para que la embarcación resultase una verdadera obra de arte, que cuando la Reina ocupó los suntuosos asientos de popa, se dirigió a la Comisión del Ayuntamiento que le acompañaba exclamando: “Esto, no es una falúa, sino un salón”.

LA FALÚA EN EL MUSEO DE ARANJUEZ

LA FALÚA EN EL LUGAR DE EXHIBICIÓN DEL MUSEO DE ARANJUEZ (MADRID)

Catorce pilotos de altura de la matrícula de Mahón, vestidos de levita, con corbata negra y tocados con chistera, empuñaron los remos. Fueron estos los señores: Antonio Carreras, Pedro Roca, Lorenzo Cardona, Miguel Lluch, Juan Thomas, Francisco Femenías, José Gelabert, Antonio Marqués, Diego Monjo y Vicens, Antonio Monjo, Juan Escudero, Juan Sanz, Juan Sturla y Agustín Landino. Iban de proeles y popeles tres guardiamarinas siendo el patrón el brigadier de la Armada don José Montojo.

EL NIETO DEL CONSTRUCTOR ANTE LA POPA DE LA FALÚA

EL BIZNIETO DEL CONSTRUCTOR JUNTO A LA POPA DE LA FALÚA

El “Diario de Menorca” describió así aquella primorosa embarcación que construyera don José Tudurí con la colaboración del escultor, también mahonés, don Francisco Ponsetí quien se ocupó de la ornamentación y adornos:

Blanca como el cisne que se mece suavemente sobre las aguas, es el símbolo de la pureza de nuestro leal afecto, y las sencillas molduras que adornan su exterior, son también imagen de la sencillez y sinceridad de los hijos de Menorca.

Un filete dorado orla todo su entorno, y un doble cordón dorado también, rodea la amura. La falúa mide 65 pies de eslora y 16 de manga, y al primer golpe de remo, corta las aguas como el más ligero esquife. El salón que se ha formado en la popa para la Real Familia, se halla guarnecido con asientos cubiertos de almohadones forrados de damasco, cuyo fondo es amarillo atornasolado con grandes flores de relieves azules y satinadas; cubre el suelo una alfombra fina y de gusto delicado. Este salón se halla separado por una escalera con pasamano forrado de terciopelo carmesí y ondas de galón amarillo, destacándose en su centro un pequeño pedestal para colocar un jarrón de flores durante el día, y una lámpara durante la noche; la parte de las bandas que le dan entrada están cubiertas de terciopelo carmesí, y el toldo, o más bien pabellón, que lo cubre, es de raso blanco labrado, con colgaduras de damasco amarillo. La barandilla se compone de una celosía cuyos rombos labrados están cubiertos de raso carmesí.

El sitio para el timonel es muy espacioso y en la popa y sus costados, se ven esculturas sencillas, pero de buen gusto; los toletes y bichero son de latón sólido y hechos a todo lujo, formándose los estrobos de fajas blancas trenzadas. Los asientos de los remeros tienen once decímetros de longitud y se ven forrados de tela amarilla adamascada, estándolo el fondo y castillo de proa con tela igual, entretejido de flores blancas; orla la banda interior una faja blanca.

OTRA PERSPECTIVA DE LA LUJOSA EMBARCACIÓN

OTRA PERSPECTIVA DE LA LUJOSA EMBARCACIÓN

En la proa, un león rampante, que atraviesa una corona de laurel, sostiene el escudo con las barras de Aragón. El estandarte real flota al costado derecho, que es la entrada del salón, y en la popa ondea el pabellón nacional. Ricos almohadones de terciopelo carmesí, guarnecidos con fleco y borlas de oro, están a los pies de los asientos que han de ocupar SS. MM. Esta obra se ha llevado a cabo en los astilleros y talleres de Mahón”.

Según opinión de los entendidos en construcción naval, la falúa superaba en esbeltez y elegancia a la que llevaba la escuadra para uso de los Reyes y que había sido construida por la Marina en el Arsenal de Cartagena.

Tan admirada quedó Isabel II de la hermosa embarcación con que nuestro Ayuntamiento la había obsequiado, que mostró su intención de llevársela a Madrid. A tal fin, dos días después de la marcha de la soberana, el 22 de septiembre de 1860, nuestros munícipes tomaban el acuerdo que sigue: “Y respecto a que la Reina quedó prendada e íntimamente satisfecha de la referida falúa, en cuya vista manifestó deseos de que se la remitiesen a la Corte, el Ayuntamiento acuerda que una Comisión compuesta por los señores concejales Mercadal y Papelcudi, y de los de fuera del Ayuntamiento don Rafael Femenías y Gahona, don Antonio Carreras y Netto y don Vicente de la Torre y Escudero, sean quienes dirijan y cuiden de que dicha falúa sea digna de S. M. y considera que como para remitirla tan lejos no tiene la resistencia necesaria, hagan construir una nueva e igual idéntica a la que la Reina, antes de despedirse de aquí, manifestó sus excelsos deseos de poseer”.

Nadie con más merecimientos que el constructor de la primera falúa podía ser encargado de construir la segunda y a fe que sus reconocidas habilidades quedaron nueva y espléndidamente reflejadas en la realización de la nueva nave que fue ricamente esculturada y adornada por el artista mahonés Antonio Olives y Pons. Según explicó la prensa de la época, el maderámen de la airosa embarcación era de majagua, una variedad de madera americana, para la quilla; las rodas, de encina y las entrerrodas, de pino menorquín; las cuadernas, también de majagua. Estas eran todas de una pieza excepto las tres de proa y popa. El forro y la tablazón, de pino de Charleston y del Norte.

Llevaba tres sobrequillas y dos palmejares endentados en las cuadernas y toda la nave estaba claveteada y remachada en cobre de la más alta calidad. El timón iba por dentro y su popita era muy abierta y de escaso calado, con 36 centímetros a popa y 22 a proa.

CONCESIÓN DE TÍTULO

CONCESIÓN DE LA CRUZ DE PRIMERA CLASE DE MÉRITO NAVAL FIRMADA POR S. M. EL REY D. ALFONSO XII

Un elegante salón situado en la popa, podía contener cómodamente once personas, siendo su capacidad de 3,80 largo por 2,70 de ancho sirviéndole de bajada a ambos lados una escalerilla con dos escalones cada una con su correspondiente pasamanos forrado de terciopelo y cinta con los colores nacionales, sostenido por lastras de caoba que se unen a una columna que remataban en una piña de caoba que podía sustituirse de noche por una luz de navegación. Escalerillas y piso estaban alfombradas y a todo su alrededor hallábase un cómodo asiento corrido, en forma de sofá y forrado de damasco en cuyo centro las dos columnas y esferas ornadas de roble y laurel con la corona real y la inscripción “Non Plus Ultra” distinguían el asiento reservado a la soberana.

Suntuosos adornos interiores y exteriores hacían que la nave ofreciese una visión de verdadero ensueño. Aparte el suelo chapado con ricas maderas que formaban ladrillos octogonales, la popa adornada a capricho, con excelente buen gusto y recorriendo todo el largo del saloncito exteriormente y a ambos costados una galería cortada a popa con la inscripción “A su Reina, Mahón”, y en el centro el escudo de armas de la ciudad, corona de roble en el costado de estribor con rama que sigue hasta la popa y en la de babor, una corona de laurel con otra rama que se extiende en la misma dirección, los relieves y arabescos en dorado hacían resaltar aún más el carmesí de la galería, el amarillo del toldo o pabellón, el azul del sofá y asientos y la rica alfombra multicolor formando un conjunto armonioso de matices y colores y denotaba una perfección raramente igualada y que hizo honor a la maestranza mahonesa.

CONCESIÓN DE TÍTULO

CONCESIÓN DE TÍTULO DE MAESTRO CONSTRUCTOR DE BUQUES NACIONALES DEL ARSENAL DE MAHÓN

Debido a ciertos imponderables la construcción de tan regia falúa hubo de prolongarse todo el año y parte de 1862, siendo finalmente embarcada el 17 de noviembre de este año a bordo del buque de guerra “Vasco Núñez de Gamboa” que mandaba a la sazón el capitán de fragata don Juan Soler. La embarcación fue desembarcada en Alicante cuidando de las operaciones de puesta en tierra el propio constructor don José Tudurí, ayudado por su colaborador, el oficial de carpintería de ribera mahonés don Pedro Federico Roca, quienes cuidaron de colocarla sobre dos vagones del ferrocarril que salió hacia Madrid el día 24.

En medio de gran espectación fue botada al agua en el estanque del Retiro el 13 de diciembre siendo dirigidas las operaciones por el propio constructor a cuyas órdenes actuaron marineros de la Armada con destino a las Reales Falúas de las que entonces era Comandante el capitán de navío don José Miguel Sotelo y Gardoqui. El Diputado a Cortes por Menorca, don Francisco de Paula Vassallo, investido de poderes especiales por parte del Ayuntamiento mahonés, ofreció la embarcación a la Reina pronunciando un sentido parlamento al que contestó Isabel II agradeciendo el hermosísimo obsequio del pueblo de Mahón.

La falúa permaneció en el estanque del Retiro durante cierto tiempo, siendo fama que la Reina iba muchas veces a contemplar su bella silueta. Hizo varias navegaciones a lo largo del Tajo. Permaneció en la Casa de Campo y posteriormente en Aranjuez, pero desde hace años se halla varada en la Casa del Marino.

El que fuera nuestro querido y admirado amigo don Juan Llabrés Bernal, que tuvo ocasión de ver a la falúa en uno de sus viajes a Madrid en los años cincuenta, no pudo reprimir su emoción al contemplar tan exquisita muestra de nuestra construcción naval y en una de sus interesantes crónicas marítimas aseguró que la pequeña nave no había desmerecido nada desde la fecha ya más que centenaria de su construcción. Y al contemplarla, nuestro desaparecido amigo “sintióse envuelto, en la apacible serenidad de una tarde de Castilla, en un hálito mediterráneo, que llevó a nuestro ánimo una sensación dulce y sentimental”.

PEQUEÑAS REPRODUCCIONES DE LA FALÚA SE VENDEN COMO RECUERDO

PEQUEÑAS REPRODUCCIONES DE LA FALÚA SE VENDEN COMO RECUERDO

Don José Tudurí de la Torre, fue condecorado por la Reina Isabel II con la Cruz de la Orden de Isabel la Católica, siendo cruzado Caballero en la Capilla Rectoral de Mahón el 26 de diciembre de 1866, gracia con la que le honró la soberana en atención y premio a su meritísima labor en la construcción de naves diversas y singularmente en la soberbia falúa regia. También el Rey don Alfonso XII en el año 1877 le concedió la Cruz de 1ª Clase de la Orden del Mérito Naval con distintivo blanco y en el mismo año, el Ministro de Marina, en atención a los méritos que concurrían en nuestro distinguido paisano, firmaba el nombramiento a su nombre de Maestro constructor de buques nacionales del Arsenal de Mahón.

DOCUMENTO QUE CERTIFICA LA CONCESIÓN DE LA CRUZ DE LA ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA EXPEDIDO POR EL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

DOCUMENTO QUE CERTIFICA LA CONCESIÓN DE LA CRUZ DE LA ORDEN DE ISABEL LA CATÓLICA EXPEDIDO POR EL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

Nuestro inteligente compatriota fue el inventor de un aparato para calar y guindar los masteleros de los barcos sin necesidad de enviar gente arriba, aparato que fue muy celebrado y utilizado existiendo su modelo en el Museo Naval.

Después de dar noticia de la portentosa actividad de don José Tudurí de la Torre como costructor de navíos describiendo a grandes rasgos las características de una de sus más perfectas realizaciones como fue la falúa real, queremos referirnos a otra faceta de su sugestiva personalidad y de su talante bondadoso y emprendedor.

En uno de sus viajes a Argel conoció a una linda muchacha -posiblemente hija o descendiente de menorquines- si hemos de guiarnos por su apellido, Lucía Pons, con la que contrajo rápidamente matrimonio. Al no tener descendencia, y sintiendo, como sentía, una gran predilección por los niños, en el curso de un nuevo viaje a la capital argelina, adoptó a dos sobrinos de su esposa, el pequeño Francisco de once años y Eulalia de nueve a los cuales cuidó y protegió con cariño verdaderamente paternal.

D. FRANCISCO MARCELINO BALS PONS, O "ES BATLE DE SA LLENYA"

D. FRANCISCO MARCELINO BALS PONS, O “ES BATLE DE SA LLENYA”

Al muchacho, le proporcionó los estudios propios de la época y otros especiales de dibujo o sea una esmerada educación instruyéndole más tarde en el negocio de la venta de maderas al por mayor, comercio entonces muy interesante, dada la gran cantidad de barcos que aquí se construían. Los almacenes de don Francisco Bals Pons, que ese era el nombre y apellidos de aquel muchacho que el bueno de don José Tudurí adoptara y protegiera, fueron muy conocidos durante los dos primeros decenios de este siglo. La madera era importada directamente de Noruega y traída desde aquel lejano país hasta nuestro puerto por veleros fletados expresamente. Cabe añadir que don Francisco Bals Pons fue elegido concejal de nuestro Ayuntamiento en 1910 y Alcalde en 1912. Era de filiación liberal y ostentó también la presidencia del Ateneo Obrero de nuestra ciudad. Personaje respetado y apreciado, fue conocido por el pueblo como “es batle de sa llenya”, a causa de su condición, como ya hemos dicho, de ser comerciante en maderas. Es a su hija doña María Bals, residente desde hace cuarenta años en Logroño, a quien debemos algunas informaciones contenidas en este trabajo, así como varias de las fotografías que lo ilustran.

Gracias al ingenio y laboriosidad de ese ilustre mahonés que fue don José Tudurí de la Torre, el nombre de nuestra ciudad y de Menorca cobraron fama, prestigio y popularidad a través de los sólidos y airosos buques que salieron de sus manos. Y aquella filigrana que construyera para obsequiar a Isabel II permanece desde hace más de una centuria en determinado lugar de la capital de España como testimonio permanente de su maestría y reconocimiento en el arte de la construcción naval.

*

SÍGUENOS DESDE

FACEBOOK y TWITTER

Ambas ventanas fueron abiertas con el objeto de informar en el momento en que se produjera cualquier novedad tanto en actualización, como noticia o adición de nueva imagen en este portal de la web.

Regularmente se van insertando imágenes escogidas de entre nuestros colaboradores o propias para mantener viva la atención de nuestros amigos. También se insertan los vídeos que se van editando, tanto referentes a la costa como del interesantísimo mundo de los caballos.

*

TEMPORAL DE TRAMONTANA OBSERVADO DESDE LA PUNTA DES SIULET (NA MACARET)

EL CABALLO DE PURA RAZA MENORQUINA AL PRIMER PLANO DE LA INFORMACIÓN

EL CABALLO DE PURA RAZA MENORQUINA AL PRIMER PLANO DE LA INFORMACIÓN

*

Toda la información que aparece en esta Guía virtual sobre empresas y entidades, así como las colaboraciones fotográficas o cualquier otro tipo de aportación encaminada a mejorar la información al navegante son completamente gratuitas siendo, por ello, un Portal Náutico público de uso general.

* * *

De la COORDINACIÓN de este Portal:

Alfonso Buenaventura Pons (Es Castell, Menorca, 1947), Patrón de yate y miembro de la Real Liga Naval Española. Ex-directivo del Club Marítimo de Mahón y Juez y Jurado de Regatas.

* Desde el año 2000 fue colaborador semanal del diario “Menorca” en temas marítimos y portuarios, realizando en la actualidad colaboraciones especiales.
* También ha intervenido y colaborado puntualmente en otros temas típicamente menorquines, así como en otras publicaciones, programas de TV y radio.
* Desde septiembre de 1988 hasta diciembre de 2000 dirigió la revista interna de difusión social del Club Marítimo de Mahón, con una aparición de cadencia trimestral.
* El año 1995 publicó una base de datos en dos tomos sobre la historia de los primeros 50 años de la veterana sociedad náutica mahonesa.
* El año 1995, con el soporte de la Fundació Rubió Tudurí Andrómaco, publicó una recopilación histórica sobre el Lazareto de Maó bajo el título “El Lazareto de Mahón. Notas históricas”.
* El año 1998 publicó la obra “Naufragios y siniestros en la costa de Menorca”, de la cual se agotaron sucesivamente dos ediciones.
* El año 1998 publicó la obra “Menorca. Atlas náutico”, que ofrece toda la información necesaria para aquellos que se dedican a navegar por la costa de Menorca.
* El año 2001 publica la guia “La Reserva Marina del Norte de Menorca”, que da a conocer las singularidades de esta particular zona marítima menorquina.
* El año 2002 publica la guía y el plano para el visitante de “La Albufera des Grau” en castellano, catalán, inglés y alemán.
* El año 2003 aparece la obra sobre el caballo, la gallina, la oveja y la vaca menorquines, bajo el título de “Las razas autóctonas de Menorca”.
* El año 2004 lanza un nuevo “Menorca. Atlas náutico”, que incluye una guia para el submarinismo y nuevas informaciones y portulanos del cual se irían agotando sucesivamente dos ediciones.
* En el mes de abril de 2007 aparece la obra “Menorca. Caballos y tradición popular”, con referencia al mundo del caballo y su protagonismo en las fiestas menorquinas, de Sant Joan en Ciutadella, y patronales en el resto de las poblaciones.
* Finalizando ese mismo año publicaba el primer volumen de la serie “Menorca. Illa, mar i homes” (en catalán)
* El año 2008 publica la historia de la agencia de consignaciones marítimas Federico J. Cardona Trémol S.L., bajo el título de “125 años de ilusiones compartidas 1883-2008″.
* El mismo año publica la guía “Ciutadella de Menorca. Las fiestas de Sant Joan”. * El mes de abril aparece la tercera edición de la obra “Menorca. Atlas náutico, totalmente actualizada. * El 2008 publica el 2º volumen de la colección “Menorca. Illa, mar i homes”.
* El 22 de febrero de 2010 inicia un blog en la web bajo el título “Menorca, isla sin par” (bilingüe catalán-castellano) destinado a publicitar la isla de Menorca en todas sus vertientes poniendo un punto y final a su etapa de publicación de libros divulgativos.
* El 18 de enero de 2011 publica la 3ª edición de la obra “Naufragios y siniestros en la costa de Menorca” notablemente ampliada que, por primera vez, se presenta de forma digitalizada y colgada en la red en forma de blog actualizable bajo el título “Naufragios y pecios de Menorca”.
* El 23 de enero de 2011 inicia la publicación en forma de blog colgado en la red y bajo el título “Puerto de Maó, siglo XX” de todos los artículos (aumentando el número de imágenes antiguas que en su momento no pudieron incluirse en la edición de papel por razones de espacio), que fueron apareciendo durante casi diez años en las páginas del diario insular “Menorca”.
* El 21 de junio de 2011 abre un nuevo blog con el título “La cuina de vorera” (La cocina de ribera), también bilingüe catalán-castellano, destinado a recoger todas las recetas recogidas de pescadores y gentes de todos los ambientes durante la etapa de entrevistas efectuadas en sus diferentes publicaciones a fin de ponerlas a disposición del gran público.
* El 4 de agosto de 2011 inicia un blog fotográfico bajo el título “Menorca a través de tus ojos”.
* El 18 de marzo de 2012 cuelga en la red la 4ª edición de su derrotero “Menorca. Atlas náutico”. Notablemente ampliado en cuanto a contenido, imágenes y digitalizado, será actualizable por suscripción gratuita para el navegante interesado y la idea es convertirlo en la guía náutica total de la isla de Menorca.
* La importancia que va adquiriendo el portal “Menorca Atlas Náutico” obligará a ir cerrando paulatinamente los blogs “Menorca, isla sin par”, “Menorca a través de tus ojos”, “La cuina de vorera” y otros proyectos. Sus contenidos se irán incorporando al nuevo portal o quedarán en archivo pendientes de una futura ubicación.
* En abril de 2012 cuelga en la red el contenido de la obra “El Lazareto de Mahón” notablemente ampliado.
* A finales de 2012 se abren las páginas en Facebook de “Menorca Atlas Náutico”, “Naufragios y pecios de Menorca”, “Puerto de Maó, Siglo XX” y “Lazareto de Mahón”, y en Tweeter, “Menorca Atlas Náutico”.
* 2014 supondrá el año de la reconversión: “Menorca Atlas Náutico” aglutina a “Naufragios y Pecios de Menorca” y “Puerto de Maó, Siglo XX”, quien a su vez ha hecho lo mismo con “Lazareto de Mahón”, aunque conservando todas sus estructuras originales y dejando tan sólo una única página -tanto en Facebook como en Tweeter- que anuncia todas las actualizaciones: “Menorca Atlas Náutico”. La razón: en 28 meses se han rebasado las 67.000 consultas. Al propio tiempo se da paso a la ampliación de colaboradores tanto gráficos como de artículos adquiriendo la guía la categoría de “comunidad“.
* 2015 lo será el de su expansión con una total remodelación de su estructura, con adición de nuevos bloques y secciones una vez superadas las 120.000 consultas.

* El 22 de abril de 2016, rebasadas ya las 175.000 consultas, tanto el PORTAL como la TOTALIDAD DE PUBLICACIONES del autor, ALFONSO BUENAVENTURA PONS, son cedidas por el mismo a todos los efectos a la FUNDACIÓ RUBIÓ TUDURÍ ANDRÓMACO.

* * *

De la TITULARIDAD de este Portal: 

Desde el 22 de abril de 2016, tanto este PORTAL NÁUTICO como las diferentes obras publicadas por el mismo autor, amén de otra serie de documentos históricos e imágenes debidamente relacionados, fueron donados así como cedidos sus derechos de explotación a la FUNDACIÓ RUBIÓ TUDURÍ ANDRÓMACO, siendo desde entonces esta entidad la única titular y gestora de los mismos.

LA ISLA DEL AIRE OBSERVADA DESDE PUNTA PRIMA (Imagen de RAQUEL ARIÑO)

CALA EN VIDRIER (ES GRAU, MAÓ) Foto A. BUENAVENTURA FLORIT

CALA EN VIDRIER (ES GRAU, MAÓ) Imagen de A. BUENAVENTURA FLORIT

Anuncios